Tintas para envases

La introducción de tintas para envases y barnices activos permitirá desarrollar una nueva generación inteligente de packaging. Es un sector con un gran potencial de crecimiento en el que el proyecto BACTINT lleva ya dos años trabajando.

En 2017, el equipo de investigadores ha centrado sus esfuerzos en mejorar las fórmulas para la obtención final de un demostrador que se incorpore al envase. Para lograrlo, el proyecto ha desarrollado un polímero conductor capaz de constituir una alternativa a los electrodos metálicos que se incluyen en dispositivos electrónicos y que pueda ser utilizado como susceptor.

La noticia continúa más abajo…

Tintas para envases

BACTINT ha elaborado también un barniz híbrido con propiedades barrera al oxígeno y la humedad. Se trata de un producto “más ligero y con mejor impacto ambiental que los materiales convencionales”, ha explicado AIMPLAS (Instituto Tecnológico del Plástico). También se han obtenido barnices activos que podrían aplicarse en la fabricación de envases flexibles en contacto con alimentos debido a sus propiedades de absorción del oxígeno.

El equipo trabaja en el desarrollo de una tinta indicadora de oxígeno para su impresión directa en envases flexibles. Este tipo de tintas permitirán controlar y monitorizar en todo momento la calidad del alimento y si este se encuentra en buen estado para su consumo o se ha producido alguna circunstancia durante su manipulado o transporte, que haya podido afectar al interior del envase.

BACTINT es un proyecto apoyado por la Consejería de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo del Gobierno de Valencia, a través del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad). También cuenta con financiación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2014-2020.

Otras noticias: