Impuesto al plástico

El Reino Unido está debatiendo la implantación de un nuevo impuesto que afecte a los denominados plásticos de un solo uso. La intención es aplicar la tasa al film alveolar (plástico de burbujas), envases de comida para llevar y tazas de café desechables. Varias asociaciones y empresas del sector se oponen a este impuesto al plástico.

La noticia continúa más abajo…

El secretario de Hacienda, Philip Hammond, ha anunciado un plan que gravará “botellas de plástico y otros envases”. Fuentes del Tesoro británico citadas por Daily Mail han explicado que “aún es pronto para decidir el funcionamiento exacto del impuesto o a qué niveles afectará”.  Para empezar, las autoridades pondrán en marcha una investigación con científicos, fabricantes de envases y minoristas. “Es probable que la propuesta detallada sobre el impuesto tarde varios meses en elaborarse”, han señalado estas fuentes.

La industria se opone al impuesto al plástico

El director ejecutivo de la Federación de Packaging del Reino Unido, Dick Searle, ha declarado que “ningún impuesto solucionará el desafío clave en el asunto de los residuos, cambiar el comportamiento del público”. “Si quiere evitar que los envases y embalajes terminen en el lugar equivocado, entonces necesita identificar el comportamiento que lo está produciendo. ¿Cómo va a aplicar un impuesto a un comportamiento que es irreflexivo? La forma de luchar contra la contaminación por residuos es a través de la aplicación de multas, sanciones, y concienciación”.

“¿Afectará este impuesto al plástico al diseño de los envases?”, ha seguido explicando Searle. “No afectará. Los materiales son evaluados según sean o no adecuados para su propósito. La sola idea de imponer un impuesto para reducir su uso es inútil en el contexto de las distintas opciones de packaging. En un momento en el que estamos atravesando la mayor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial ¿por qué vamos a cargar con más costes a la industria, que acabará repercutiéndolos a los consumidores?”

Mary Creagh, diputada laborista presidenta del Comité de Auditoría Ambiental, se muestra favorable a la propuesta de Hacienda. “Finalmente, el Gobierno ha despertado con la marea de plástico que ahoga nuestros campos, ríos y ecosistema marino. La propuesta del secretario de iniciar una consulta sobre la magnitud del volumen de plásticos de un solo uso es bienvenida”.

Tony Hitchin, director general de Pro Carton, Asociación Europea de Fabricantes de Cartones, ha dicho que “sabemos que el plástico tiene un papel muy valioso en la sociedad actual, pero hay que tomar medidas que reduzcan su desperdicio. El primer paso es alentar a los propietarios de marcas a que reemplacen el plástico por materiales más sostenibles y biodegradables”.

“Apoyamos la decisión de tomar medidas enérgicas que provoquen cambios y alentamos no solo al Gobierno del Reino Unido, sino a toda la Comisión de la UE a ejercer su influencia para garantizar el trabajo conjunto de marcas, minoristas y consumidores para hacer frente a uno de los mayores desafíos ambientales que tiene la sociedad. Es responsabilidad de las marcas y los fabricantes cumplir sus obligaciones medioambientales y adoptar materiales de embalaje más respetuosos con el entorno, independientemente de los resultados que tenga la investigación puesta en marcha”, ha argumentado Hitchin.

Algunos agentes implicados en el conflicto creen que el Ejecutivo británico debería también enfocar sus acciones hacia la reutilización. El director ejecutivo de FCC ENVIRONMENT, Paul Taylor, ha indicado que, a su juicio, “es decepcionante que no hayamos visto un incentivo para la reutilización, algo que impulsaría nuestro objetivo de ser autosuficientes. Si queremos fomentar un cambio de comportamiento hacia los residuos tenemos que ser capaces de incrustar la cultura de la reutilización en nuestras comunidades. Además, también nos habría gustado ver el compromiso por parte del Gobierno de invertir en infraestructuras para el tratamiento de los residuos domésticos en el Reino Unido”.

Otras noticias: